domingo, 22 de marzo de 2009

Alas de Isis

Ver una actuación de una bailarina con las alas de Isis siempre es fascinante, sobre todo teniendo en cuenta que es bastante complicado conseguir mover con una mínima gracia semejante artilugio y cualquier desequilibrio -por mínimo que sea- entre un brazo y otro, queda bien patente al reflejarse en el movimiento de las alas.

No es nada infrecuente poder observar qué lado del cuerpo tiene más desarrollado una bailarina fijándose en el modo en que se mueven las alas: al hacer los movimientos en hélice o al agitarlas como una especie de vibración se dibuja mejor el movimiento del lado dominante, mientras que el del otro a veces queda el ala un poco perjudicada...

Me ha sorprendido encontrar filmaciones bastante antiguas del uso de las alas, que en su momento se consideró algo totalmente experimental. No tengo ni idea de cómo llegan a la danza oriental, imagino que una bailarina espabilada se dió cuenta del potencial escénico del movimiento de las alas. De hecho, hace poco se pudo ver a un bailarín que las llevaba en un programa de televisión, acompañando a un grupo (no recuerdo cual).

Me parecía buena idea poner una comparación entre una actuación contemporánea y una de finales del siglo XIX (si queréis ver más, hay que buscar serpentine dance y por favor, tened en cuenta que las grabaciones antiguas necesariamente se ven con más fotogramas por segundo que las actuales). Aquí está:

Publicar un comentario