viernes, 12 de febrero de 2010

Para que no les callen...

Hoy, al salir del trabajo y mientras luchaba contra un frío serrano de narices, he pasado por delante de un centro cultural municipal en el que tenían a todo volumen música de samba. Me ha parecido chocante, pero luego he recordado: lupercales, carnestolendas, en fin, carnavales.
¡Si incluso durante la mañana hemos hablado de ello en el curro! Es más, gracias a esa conversación me he podido enterar de algo realmente llamativo: una chirigota gaditana ha sido denunciada por los protagonistas de su pasodoble.

No es que yo sea muy de esta festividad, pero si hay algo inherente a ella es, precisamente, el poder decir lo que sea menester sin temor a represalias ni represiones. Además, pocas cosas hay tan alegres y tan vivificadoras en este cochino mundo como el sonido característico de estas agrupaciones.

De modo que ahí va mi pequeño homenaje a Los Famosos, para que no se callen y que no les callen. Poned bien altos los altavoces y a disfrutar:

Publicar un comentario