domingo, 17 de enero de 2016

Basura

El asunto de la basura sigue en primera línea, es decir, no se recoge.

No se recoge porque los magnates del asunto aún no han conseguido encontrar la manera más eficiente de sacar el mayor beneficio posible. Mientras tanto, no mueven un dedo y no se retira ni una bolsa. A lo sumo, mandan a unos pobres desgraciados (sin protección ni herramientas, con las manitas descubiertas) a meter las bolsas caseras que se acumulan en otras más grandes. A veces viene alguien y le pega fuego al montón, con lo cual el resultado es peor si cabe, porque al no haber reciclado nada, arden plásticos y materiales de todo tipo que sueltan una pestuza insoportable.

Esto va a convertirse en un problema de los gordos en muy poco tiempo, porque no hay sistemas de alcantarillado ni plantas de reciclar aguas. Toda esa porquería se está filtrando por la tierra, se está vertiendo a los ríos y acuíferos (que hay muchos, ya que es un terreno calizo) y directito al mar Mediterráneo. Además es un caldo de cultivo inigualable para bacterias patógenas, hongos varios, virus y gases contaminantes que emanan de las montoneras esas, en una especie de vapores pegajosos.

Las autoridades no tienen manera de presionar para que se retiren.

Es lo que tienen los servicios privatizados...




Aquí algunas fotos 
Publicar un comentario