viernes, 2 de octubre de 2009

Mi corazonada...

Pues mi corazonada es que si nos dan la olimpiada, nos van a joder vivos aún más: más obras, más caos, más impuestos y beneficios para unos muy pocos.
De modo que no quiero olimpiadas en mi ciudad.
Publicar un comentario