viernes, 31 de enero de 2014

Chicos egipcios

Dos fotografías, de la segunda mitad del siglo XIX, de un bailarín egipcio, hechas por Hippolyte Delie y Emile Béchard, que tenían un estudio en la zona de los jardines de Ezbekia, en El Cairo, en torno a 1870, muy conocidos por los trabajos que presentaron en la Exposición Universal de 1879 de París.

Estas fotos forman parte de la colección Ken and Jenny Jacobson Orientalist Photography Collection.

La primera de ellas está catalogada como Retrato de un bailarín ( ? ) con traje femenino. El reverso de la foto dice: AU JARDIN DE L' ESBEKIEH. H. Delie y E. Béchard CAIRE EGYPTE "& "LES CLICHES SONT .



La segunda foto parece ser del mismo bailarín y se cataloga como Bailarín junto a un Diván



Estas fotos materializan la descripción de los bailarines en Egipto hecha por Sophia Lane Poole (1804-1891, orientalista británica, que residió en Egipto y aportó una visión feminista de la esa sociedad en la que vivió en la década de 1840), quien escribió lo siguiente de estos chicos:

[...] "Llevan un chaleco apretado con una especie de enagua suelta, formando una mezcla de indumentaria masculina y femenina, y tienen el pelo largo en la mayoría de los casos, que cae por la espalda formando numerosas trenzas adornadas con pequeñas cuentas de oro brillante, llamadas safa, similares a las usadas ​​por las egipcias de clase media y alta, tocan castañuelas de bronce, y su baile es, en general, similar al de las ghawazee, o bailarinas callejeras... "

Llama la atención, además de toda la cacharrería que llevan encima, que usan esa especie de enagua de tela blanca, cuya presencia es constante en las imágenes de danza de esa época y que luego, a principios del siglo XX, desaparece de la vestimenta.

Gracias a la Academia de danza Priscilla Adum de Costa Rica por publicarlas.
Publicar un comentario