miércoles, 2 de noviembre de 2016

Los mamelucos en Trípoli

Para una madrileña, la palabra mameluco tiene unas connotaciones negativas aprendidas desde el momento en que se ve y se comprende lo que Francisco de Goya y Lucientes muestra en su cuadro La carga de los mamelucos:


Pero resulta que una viene a esta parte del mundo y aprende que los Mamelucos o Mamluks eran unos señores cultísimos y muy espabilados que hicieron unas cosas estupendas, al menos por aquí, durante la época del sultanato mameluco de Egipto, entre los años 1250 y 1517. He encontrado este mapa, que es precioso, si se abre al máximo se pueden ver nombres de lugares que ni imaginamos que han existido, como el Reino de Makuria o el Despotado de Epiro, del que a pesar de todo, nunca había oído hablar...



Mapa del Sultanato mameluco de Egipto

Sus logros se aprecian especialmente en lugares como la ciudad de Trípoli, al norte del Líbano, muy cerca ya de la frontera siria. También en Damasco hay algunas obras suyas.

Tripoli al Sham (es decir, la Trípoli oriental, en oposición a la Trípoli al Gharb -Tripoli occidental-  o de Libia, no confundir) es una ciudad situada al borde del mar Mediterráneo, en un enclave precioso. A lo largo de su historia, que se remonta a más de tres mil años de antigüedad, Tripoli ha vivido varias  etapas destacadas:
  • El establecimiento de la ciudad fenicia, en torno al 1500 a.C. por los habitantes de Sidón (Saida), Tiro (Sour) y Arados (Arwad), en el tramo costero donde hoy se asienta el barrio de Mina.
  • La etapa fatimí.
  • El condado cruzado de Trípoli.
  • La construcción de la ciudad mameluca por orden del sultán Qalawun, quién la liberó de los cruzados en el año 688 Hejira (H) / CE 1289 de la era cristiana. Pongo esto así porque es cómo lo cuentan aquí, exactamente el mismo concepto con el que se explica la Conquista de Granada... Los jefes militares de Qalawun le aconsejaron que destruyera la antigua ciudad costera para no volver a ser blanco de los ataques de los cruzados y éste construyó la nueva ciudad un territorio más al interior, a unos dos kilómetros de la costa, alrededor del antiguo castillo cruzado. Desde entonces, la historia de la arquitectura mameluco en Trípoli comenzó a desarrollarse.
Antes que los cruzados, los fatimíes levantaron varios edificios en la misma zona. Construyeron una pequeña mezquita (la de Mashad) dentro del fuerte de Soufian, que los cruzados no demolieron cuando construyeron su fortaleza de San Gil. Los fatimíes también construyeron un Khan (el de Kisaria) en el lado oriental del río Trípoli. Los cruzados lo convirtieron en un palacio conocido como el Palacio del Príncipe. Pero apenas quedan restos de los monumentos fatimíes, de hecho, cuando los mamelucos comenzaron a construir la ciudad nueva, usaron restos de los viejos edificios costeros demolidos por los cruzados. Se trata de sillares de piedra arenisca, muy común en la zona, que están sufriendo un grave deterioro por efecto de la humedad y de la contaminación.

Durante la ocupación de los cruzados, que duró 180 años (502-688 H) / (CE 1109-1289), éstos construyeron un castillo, llamado la Fortaleza de San Gil, en el mismo emplazamiento donde el dirigente Sufian Ben Mujib Azdi había construido la primera fortaleza islámica durante su bloqueo a la ciudad, en la era del jalifa Osman Ben Affan, en torno al año 25 de la Hégira / CE 646. (sí, cuando escribimos o decimos califa, está mal, deberíamos decir jalifa)


Fortaleza o Qalat de San Gil

Los cruzados también levantaron varias construcciones en el norte de la ciudad y al oeste de la  fortaleza, de modo que emergió una especie de barrio cristiano/latino alrededor de la misma. La ciudad cayó el 12 de julio de 1109, y fue saqueada por los cruzados. Se consideraron perversos los cien mil volúmenes de la Biblioteca de Dar-em-Ilm, y por tanto fueron quemados. La flota fatimí llegó ocho horas tarde. La mayoría de los habitantes fueron esclavizados y el resto se vieron privados de sus posesiones y expulsados. Trípoli pasó a convertirse en un Estado cruzado, como el resto de la costa mediterránea, que ya pertenecía a los cristianos o iba a pertenecerles en los siguientes años, con la toma de Sidón en el año 1111 y la de Tiro en el 1124. En ambas ciudades pueden verse también parte de los edificios que levantaron.

Los mamelucos reutilizaron en Trípoli elementos de granito -sobre todo columnas- de antiguas construcciones egipcias, romanas y cruzadas del entorno, para reforzar sus nuevos edificios, que pueden visitarse en la actualidad y constituyen un paseo apasionante. Algunas de esas columnas se pueden ver en la mezquita de Taynal, en la mezquita de Tahhan, en la madraza de Houjayjieh, en la gran mezquita de Mansouri, en la gran mezquita de la ciudad de Mina, en la torre de Amir, y en la madraza de Sakrakieh, además de los que andan desperdigados por toda la ciudad.


Alminar y sahan (patio) de la gran mezquita de Mansuri en la que pueden verse algunas de las columnas de granito reutilizadas.

En la visita de Trípoli no pueden faltar los tres hammams mamelucos que quedan en pie, uno de ellos en uso, que son una maravilla, el khan (léase jan) del jabón, donde puede comprarse el jabón de aceite de oliva y laurel (y muchos otros tipos) y los diferentes zocos, como el de los sastres, el de la joyería o el de los broncistas.


Hammam al Nouri, que va a ser restaurado, supuestamente pronto...


El khan al sabon, o almacén y fábrica de jabones

Aquí dicen que es la más siria de las ciudades libanesas...
Publicar un comentario