miércoles, 10 de junio de 2015

Nervios y papeleos para Beirut

Conforme se acercan las fechas clave, lo dionisíaco va tomando el lugar de lo apolíneo. Es decir, que me voy poniendo de los nervios.

Hay trámites que rozan el surrealismo, por ejemplo, la legalización del expediente escolar para poder cursar el bachillerato internacional:

1. Pedir los certificados de estudios al CEIP y el IES correspondientes.

2. Llevarlos a poner un primer sello a la Consejería de Educación de la CAM. Curiosamente, se entregan en un edificio (Gran Vía) y se recogen en otro (c/ Alcalá).

3. Se llevan a poner un segundo sello al departamento correspondiente del MAEC, previa cita telefónica.

4. Hay que pasarlos por traducción jurada, más sellos.

5. Finalmente, se llevan a la embajada libanesa, para poner el sello que remata el proceso.

No todos los pasos son gratis precisamente. Además, hay que efectuar los cinco pasos de manera presencial y en cronosecuencia analógica, tal como los he descrito (o sea, pegarte los paseos a las oficinas, en días diferentes, porque no se puede hacer todo en la misma mañana)

Otra odisea están siendo las vacunas.

La sencilla, clara y concisa recomendación por escrito del departamento de Sanidad del MAEC, que consiste en vacunarse de Hep. A y de las fiebres tifoideas, no sirvió a mi dra. del centro de salud para hacerme las recetas correspondientes. Me hizo acudir a otro departamento de Sanidad Exterior (mira, ahí pude conocer un edificio precioso de la calle Montesa) para que me volvieran a poner por escrito las mismas recomendaciones.



De modo que me ha tocado:

DÍA 1. Ir a una primera consulta al centro de salud, en la que me piden análitica para ver si tengo anticuerpos Hep.A y B.

DÍA 2. Hacer la extracción y pedir cita para ese segundo departamento de Sanidad Exterior.

DÍA 3. Recoger la analítica, pasar consulta para mostrarla, pasar a enfermería para que me pongan la primera dosis de la vacuna contra Hep.B (no solicitada por Sanidad, pero ya que estamos...)

DÍA 4. Acudir al segundo centro de Sanidad Exterior (el bonito de la calle Montesa). Allí flipan cuando les cuento mi rollo y me dan el mismo papel que ya llevaba. Para cubrir expediente, imagino, me dicen que también me vacune del tétanos.

DÍA 5. Volver al centro de salud con la recomendación duplicada, sufrir el doble puyazo del tétanos y de la segunda dosis de Hep.B, que es al mes de la primera, pero ya tocaba; finalmente, que me hagan las recetas para el resto de vacunas, o sea, la de fiebres tifoideas. Que curiosamente me ha resultado muy difícil encontrar en las farmacias de Madrid, porque en todas me decían lo mismo Sanidad está acaparando los lotes

En fin...
Publicar un comentario