sábado, 16 de abril de 2016

Más basura al mar

El pasado 12 de marzo, el gobierno libanés decidió abrir dos nuevos vertederos en el mar Mediterráneo.

Estos dos vertederos están destinados a absorber 2.400 toneladas de residuos sólidos, canalizados directamente al mar. No hay que ser muy espabilada para darse cuenta de que se va a destruir por completo la línea de costa libanesa y la vida marina - ambas ya en estado trágico. De hecho, el pescado que comemos se trae de Turquía y de Egipto, porque el local no garantiza la seguridad alimentaria.

La costa del Líbano está profundamente afectada por los vertidos de aguas residuales no reguladas en áreas como Beirut y Keserwan y esta idea de los vertederos sólo va a empeorar las cosas. Tampoco podemos olvidar la ferocísima avidez de la construcción, que ha llegado a desfigurar lugares antes maravillosos como la Bahía de Yunie.

No se trata sólo de basura doméstica lo que van a recibir estos tanques o lo que quiera que sea que van a hacer, sino también residuos industriales tóxicos y residuos sanitarios con riesgo de contaminación biológica, que irán a parar a estos vertederos a través de tuberías o mediante el sistema de alcantarillado, directamente en al Mediterráneo.

El Lebanon Eco Movement ha asumido la tarea de tratar de salvar el Mar Mediterráneo y va a hacer una petición al PNUMA (Programa Ambiental de las Naciones Unidas) con la esperanza de que a su vez seán capaces de presionar al gobierno libanés para detener este desastre ambiental.

Yo sigo sin comprender porqué las autoridades libanesas no toman cartas en este asunto. No es que en España estemos mucho mejor, pero ¡caramba, qué cortoplacistas que son...!

Si alguien cree que exagero, mirad este video:

Publicar un comentario